Statement

2018

 

 
 
 
 
 
 
 

2017

A comienzos de este año, mi trabajo como artista empezó a cambiar, de una práctica
escultórica relativamente estable y bien alojada en  las  dinámicas  de  la  producción
en estudio, en las  que me  mantuve por  varios años, a la  consolidación de una serie
de  preguntas en torno  a mis posibilidades  de descentramiento.  Esas  posibilidades
incluían  la  renuncia a  ocupar un  espacio físico  determinado, así  como  hacer  más
elásticas   muchas   de  mis  dinámicas  de  trabajo,  incluyendo  técnicas   (soldadura,
lijado,  ensamblaje), materiales   (en  general  obtenidos  en  la  calle  o  en  depósitos
de  remanentes  de  demolición)  y  preguntas  (casi  siempre asociadas a nociones de
trascendencia    e   inmanencia),   para    aventurarme   en    un   espacio    cargado   de
incertidumbre pero, a la vez, más liviano y lleno de posibilidades.

La  ciudad   de  Cali   ha   sido  el   escenario  de  mi trabajo. Un   escenario   cargado  de
historias,    mitologías    y    valores  que   resultan  difíciles de  repeler, especialmente
cuando se  considera   mi   interés   por  ciertas   arquitecturas    en    las     que    oficios
como    la    carpintería  y     la      ornamentación  jugaron   un   rol   fundamental  en  la
construcción   de   una  metafísica de  la  clase social  y del origen. Si bien mi intención
siempre estuvo   ligada  a  una  revisión  crítica  de  esas  nociones, de   sus   poéticas  y
de  sus complejidades  históricas, el cambio me  ha  llevado  a  pensar  en lo otro, en el
afuera, en aquello que no está inscrito en mi familiaridad con el lugar.

En este momento, mi trabajo se  está dislocando. Busca generar forma y pensamiento
a    partir   del   polvo  o   creando   estructuras   transparentes   a   partir   de   patrones
encontrados en calles que desconozco y navegando la incertidumbre de  ver el mundo
desde otras   posiciones. Tras   años   de   “saber”   ser   el   artista   que  he  sido,  estoy
buscando  aprender  a olvidar  lo  que  ese saber era, confiando en que los caminos me
lleven a algo que ignoro.

 
 
 
 
 

 2015

Mi   trabajo  busca   tejer    relaciones    entre   la   estructura   interna   de   los    objetos
(su consistencia)   y    la    transformación    que    han    sufrido    con   el  uso  cotidiano
(obsolescencia). Buena parte de mi práctica se  ha  concentrado  en  recolectar  objetos
arquitectónicos y hacerles modificaciones mínimas  sugeridas  por  la materialidad de
los mismos. Todas las  piezas  que  he  producido  hasta  ahora  llevan  el  mismo título
(Metafísica concreta), pues cada trabajo es una nueva capa que le añado a la definición
de ese concepto paradójico que me interesa investigar, y que se basa en una  noción de
espiritualidad  o  pensamiento  abstracto  que  exige  el  esfuerzo  físico  y  una relación
cercana  con  la   materia. Mi   investigación  actual   se  encuentra  en  un  momento de
cambio en el  que su foco ha  empezado a extenderse hacía la exploración de la tensión
entre  modos nos eriales  de producción, modos industriales, y las formas que produce
la naturaleza.

 
 
 
 
 

2013

En mi trabajo se evidencia el interés de hacer relaciones simbólicas entre la estructura
interna de los objetos [su consistencia] y la transformación que han  sufrido en  el  uso
cotidiano [obsolescencia]. Me interesa aproximarme a una tensión o paradoja: si bien
los  objetos  y  las  superficies  parecen  cuestiones   concretas   y  sin  profundidad,  me
interesa las dimensiones  metafísicas  que  pueden  generar  a  través  del  ejercicio   de
observarlas, disponerlas de ciertas maneras o reconfigurarlas. Parto de un interés por
la  espiritualidad,  entendida  esta   como   un   espacio   de  silencio,  contemplación   y
reflexión, que exige esfuerzo físico y una relación  con  la  materia. El  hacer  arte  para
mi, es un espacio para  pensar cuestiones metafísicas a  través  de  la  materialidad,  en
el que es  posible  subvertir  las  nociones  de   trabajo  y  productividad. Mi  práctica  se
centra pues en la instauración de acciones anacrónicas si se quiere, donde se involucra
la    lentitud    y    el    esfuerzo   físico    para    la    creación   de  pinturas,    esculturas   e
instalaciones.